Adicción en madres y síndrome de abstinencia neonatal.

El síndrome de abstinencia neonatal es causado por un conjunto de factores en lo que el niño recién nacido ha estado expuesto, alguno de ellos pueden ser alcohol o drogas adictivas durante el periodo de gestación, es en este momento donde llegan las sustancias a través de la placenta, se acostumbra a ellas y se convierte en adicto a las mismas.

Es entonces que a la hora de nacer el niño no recibe estas sustancias del cuerpo materno y sufre consecuencias diversas de su dependencia, viéndose obstaculizado por varios componentes, como el tipo de droga , la cantidad de sustancia a la que ha estado expuesto, si es prematuro o no, etc.

Pueden observarse diferentes síntomas en los niños que presentan abstinencia como por ejemplo: irritabilidad, diarrea, aumento del tono muscular, fiebre, succión excesiva,  mala alimentación, entre otros.

La Lic. En enfermería, Verónica Pajello integrante del servicio de Neonatología del Hospital San Antonio de Padua hace referencia al tema y a su especialidad en Lactancia Materna, en primera instancia se le pregunta a la mama si durante el embarazo consumió alguna sustancia adictiva o alcohol, en caso afirmativo se suprime la lactancia, ya que los estupefacientes atraviesan la leche materna, él bebe es internado para realizarle muestras de orina, cabello y meconio, luego estas pruebas son enviadas al laboratorio para ser evaluadas.

La muestra de orina determina si la madre a consumido durante los últimos meses; el meconio y el cabello determinan si la madre ha consumidos desde el inicio del embarazo, etapa en donde se comienza a desarrollar el sistema nervioso central. A partir de esto el niño no puede ser alimentado del pecho materno sino que se alimenta con leche de fórmula y se lo evalúa cada 8 horas con Score Finnegan (escala de puntuación) evaluando su comportamiento, si este es mayor a 6 el niño debe ser medicado.

Desde Fundación Nuevo Hospital y su Casa Lubetkin acompañamos en este proceso a la mamá brindándole contención e información sobre lo que va  atravesando su bebé día a día, producto de la ingesta de estupefacientes.  Muchas de las madres que residen en nuestra institución con esta problemática, presentan cierto grado de inseguridad a la hora de recibir el alta.

Casa Lubetkin permite el alojamiento de esta mama con su bebé como parte del “periodo de adaptación”, dándole lugar a que pueda desenvolverse y fortalecer el vínculo, atendiendo cada una de las necesidades y demanda por parte del niño. Considerando que ante cualquier situación de emergencia, el contacto con el Hospital es directo.